Suscríbete

Nuestro Blog

30 de agosto Por malcolm comentario

El aburrimiento es el peor enemigo del E-learning, la Gamificación es la solución

Las personas nunca dejamos de aprender, a lo largo de nuestra vida estamos en constante formación. Pero, ¿Alguna sentiste que no aprendías nada de lo que oías o veías? Seguro que sí, tal vez en el colegio, el instituto, la universidad o hasta en el trabajo y ¿Sabes por qué pasa esto? sencillo, cuando las personas no tenemos ganas de hacer las cosas, nuestro cerebro se bloquea a cualquier información externa y en su lugar nos obliga a concentrarnos en pensamientos irrelevantes y no constructivos. Si estás aburrido, no puedes aprender.

Si el aburrimiento es el peor enemigo del Elearning, la gamificación es la solución

Pero, ¿Por qué nos aburrimos? Existen dos razones fundamentales:

  1. Estamos inactivos y no encontramos nada que hacer.
  2. La información que se nos presenta es compleja para nuestro cerebro.

En un mundo tan activo como el que vivimos, la primera razón queda descartada para la mayoría de nosotros, entonces ¿cómo solucionar la segunda?

Las capacitaciones tradicionales por lo general suelen ser extensas y poco dinámicas. Con el paso del tiempo, cuando migramos al modelo de aprendizaje “E-learning” (capacitaciones virtuales) al principio todo se hizo novedoso y atractivo, sin embargo, no es suficiente, porque todo lo nuevo pasa de moda.

Nuestro deber siempre será ofrecer a nuestro equipo de trabajo un material de aprendizaje atractivo, que realmente quieran consumir. Por ello, debemos encontrar la forma de presentar nuestros contenidos de manera creativa, destacando lo más relevante, aquello que el colaborador realmente deba no olvidar, dividiéndolos en módulos cortos para que el aburrimiento no gane.

Pero, ¿Cómo lograr que el aprendizaje sea entretenido?. Tenemos algo en mente que queremos compartir contigo:

La Gamificación, ¿qué es? ¿cómo me ayuda?

Es un método de aprendizaje que utiliza técnicas comunes de un videojuego para captar la atención de las personas. Por ejemplo; puntuación, competencia con otros, reglas de juego, logros, etc. La gamificación se utiliza para convertir los cursos de E-Learning repetitivos, simples y aburridos en cursos entretenidos, dinámicos y atractivos.

Pero, ¿cómo sabemos que la gamificación es la mejor forma de combatir el aburrimiento?, ¿cómo aseguramos que no se distraigan y puedan lograr mayor eficiencia laboral y no desperdiciar el presupuesto de nuestra organización?, veamos…

1. La gamificación no es juego

Si quieres captar la atención y entretener a tus colaboradores no tienes que convertir tus cursos en un juego. La clave está en adoptar la dinámica de un juego o ciertos aspectos de este para aplicarlas en el E-learning.

Podrías utilizar aspectos como, diseño, marcadores, recompensas, logros, bonificaciones, entre otros que suelen verse en un juego para mantener enganchados a los participantes.

2. Los hace sentir bien

Un curso de E-learning bien diseñado permitirá a los participantes sentirse motivados por los logros que consiguen y compartirlo con sus colegas. Así como un cliente satisfecho es sumamente ventajoso para la empresa, un colaborador comprometido y en constante formación, se jacta de su experiencia de aprendizaje y aporta a una organización a prosperar y escalar.

3. Fomenta la sana competencia

Contar con un equipo comprometido y capacitado es un valor notable para cualquier empresa y para lograr una constante superación profesional es necesario instaurar la sana competencia.

Lo puedes lograr con los cursos de E-learning Gamified que incorpores a tus capacitaciones laborales, colocando tablas de clasificación donde cada participante sea premiado con insignias, créditos, puntos, estrellas, etc., y conforme vaya adquiriendo más, escalará en la tabla de posiciones. Esto motivará a otros colaboradores a trabajar más duro, fomentando una sana competencia dentro de la organización y un aumento del compromiso mutuo.

4. Motivación intrínseca en todo el equipo

Si bien recompensas como las insignias, estrellas y puntuación no tienen un valor real, sirve para que los colaboradores sientan que su esfuerzo está siendo valorado, además también podría premiarse con la entrega de un diploma, sea virtual o físico cuando culmine diferentes módulos. Así, a medida que avanza se sentirá motivado y querrá continuar.

5. Hitos más pequeños en lugar de un gran objetivo

Cuando los alumnos tienen un objetivo a largo plazo que cumplir, puede disminuir en gran medida su motivación y entusiasmo, como mirar un pico alto desde su pie. Los cursos de E-learning de Gamified ofrecen pequeñas recompensas en cada hito, por lo que los colaboradores permanecen motivados, con el objetivo más grande, la cima del pico, a la vista.