Suscríbete

Nuestro Blog

26 de febrero Por Cursalab comentario

Capacitación Virtual: El plus para la constante necesidad de aprender

 

La constante carrera de la lucha contra el tiempo… ¿quién no la ha vivido? Pasamos desde el apuro de entregar un trabajo, hasta pedir comida por aplicaciones porque ¿quién no le ha dicho a su profesor: “Se lo enviamos por correo” o “Veamos que hay en Uber Eats”? Así como esas facilidades, hay otras tantas como entrega de paquetes, compraventa internacional de artículos entre otros medios y detalles que, de alguna forma, solucionan de manera inmediata nuestras necesidades que ya no nos sorprende como posiblemente hace algunos años y que ya forman parte de nuestra vida.

Uno de los más grandes logros tecnológicos es la interconectividad: poder estar presente en espacio y tiempo en varios lugares a la vez. De esa misma forma, basados en la constante necesidad de aprender, surge un multibeneficio bidireccional aplicable a distintas edades y sectores: La capacitación virtual.

Toda empresa bien fundamentada cuenta con áreas de capacitación, desarrollo y gestión del talento integradas para poder mantener a su matriz nutrida y habilitada dentro de los estándares esperados para estar vigentes dentro del mercado laboral. ¿Cómo logran mantener esto?  Lo que corre dentro de ellas como factores estratégicos son: la visibilidad, estructura y ahorro de tiempo.

El e-learning se expande como un aliado excepcional que combina la adaptabilidad de aprendizaje (el lado vital humano) y el uso de los nuevos recursos (el lado tecnológico). Walter Rojas (2016), director y  gerente de la Consultora Impacto Humano que cuenta con más de 17 años de experiencia en recursos humanos, menciona que la correcta implementación de un sistema e-learning “permite potenciar al máximo el talento en la organización, siendo el éxito de muchas empresas reconocidas en su estrategia de inducción”.

Además de ello, explota el lado humano bajo una estrategia de diseño estructural adecuada para la plataforma virtual, contando con recursos como la naturaleza de la temática de capacitación que se desea brindar; es por ello que estos sistemas se adaptan con mayor facilidad al ritmo y estilo de aprendizaje, siendo aún más personalizado sin dejar de lado los plazos de avance establecidos. Estudios realizados en el 2017 hacen estimaciones sobre la inversión de las grandes empresas en sus presupuestos de formación, donde el 50% destinado a este circuito se solicita de manera virtual.

Y ¿qué le podemos agregar a toda esta maravilla?

La libertad de poder manejar nuestros tiempos en beneficio del receptor; quien puede tomar la decisión de llevarlo desde donde se encuentre, a la hora que desee y a su estilo.

La retroalimentación a manera interna; entre la empresa y los encargados de las capacitaciones para supervisión del desarrollo, revisión de resultados y planteamientos de mejora.

La retención del talento humano para beneficio de la empresa; motivando a sus empleados mediante la preocupación de su desarrollo personal, profesional y potenciación de su talento.

Cuando empezamos un nuevo trabajo, nuestros estándares de motivación, tanto internas como externas, están a tope. ¿Quién no ha iniciado en de una empresa con las ganas de dar el 200% y se ha topado con la pared de la realidad que contradice a nuestras ilusiones? Mantener, estimular y promover esa expectativa depende tanto del trabajador como de la empresa; planteo nuevamente el hecho de que existen dos sujetos que juegan un doble papel de receptor y destinatario.

¿Hay dudas aun?

El sistema interno de manejo y elaboración de las plataformas de capacitación virtual planifica desde el diseño, pasando por el proyecto de ejecución hasta la simulación de medición de sus resultados para que guarden relación con la estrategia empresarial, sabiendo que esto formará parte también del desarrollo y fortalecimiento del clima y cultura de la organización; además de ello, claro está, que el resultado de este circuito arrojará la medición del perfil de desempeño profesional de acuerdo a los requerimientos del puesto y el desarrollo de las condiciones propicias que se observarán en la práctica diaria.

Pero hablemos un poco más a detalle sobre la formulación del sistema. ¿Qué implica?

El desarrollo de contenido para el adecuado ambiente virtual; donde necesariamente se debe contar con el apoyo de un diseñador gráfico, quien será la guía en la elección y herramientas multimedia que se usarán. Para esto, tanto el encargado de soporte gráfico como el supervisor de capacitación y desarrollo humano deben acordar puntos importantes como el análisis del público de interés, los objetivos de la capacitación, el contenido y material a adaptar y/o crear.

El modelo de instrucción para identificar el canal que se utilizará, la línea de comunicación que se deberá mantener durante el proceso y la adaptabilidad de estos recursos disponibles al diseño.

El uso del storytelling desglosado en material visual e historias que enganchen y generen identificación en los empleados. ¿A quién no le gusta escuchar anécdotas de la vida real de personas que han o están desarrollando nuestras mismas funciones pero que cuentan con más experiencia? Esto también puede servir como medida de prevención y darle otro empleo, como simulador de situaciones reales de riesgo y toma de decisiones.

El uso de imágenes, infografías, gráficos, colores, entre otros diseños visuales como forma de comunicación pueden lograr que el mensaje tenga un grado más de efectividad y retención; además, claro, de la sencillez de la accesibilidad a los distintos apartados de la plataforma que incluye las actividades, foros, material extra, etc.

Las cifras del uso de capacitaciones virtuales siguen aumentando con gran éxito dentro de las empresas desde etapas tempranas, desde procesos de inducción, hasta etapas de desarrollo personal y profesional de sus trabajadores, también es empleada como un factor  para aumentar el compromiso, retención y motivación por la adaptabilidad, competitividad y reto que todo esto representa. Además de ello, los trabajos visuales, chats, foros, entre otros medios que buscan la intervención de los alumnos promueve también la unidad de los trabajadores tanto de empleados como de directivos y otros mandos medios. La aplicación de encuestas de satisfacción puede develar opiniones más a detalle sobre cómo se sienten nuestros colaboradores con el sistema de capacitación usado o, por el contrario, que no exista uno en la empresa.

El no sacarle provecho a los beneficios de este mundo globalizado, además de poder  hacernos quedar como obsoletos en cuanto a gestión, acción y decisión, puede generar fuga de talentos por inconformismos, trabajadores con sentimientos de estancamiento y frustración laboral, usos excesivos de materiales físicos, desgaste de tiempo y energía.

Usemos la tecnología a nuestro favor no solo para satisfacer ciertas necesidades, sino otras tantas que contribuyen a nuestro desarrollo en diversas áreas, no hay nada más gratificante para una empresa que sentir un clima de satisfacción en su medio laboral, sabiendo que sus trabajadores se sienten valorados y actualizados para enfrentar los nuevos retos porque, si ampliamos un poco el panorama, ¿para quién es el real beneficio? Desde diversas perspectivas, la empresa siempre saldrá ganando.

Este artículo fue escrito por Pamela Conde, Psicóloga colegiada con interés en el desarrollo social y cultural. Cuenta con experiencia en relación con medios de comunicación nacional y desarrollo de talleres de Empleabilidad en estudiantes. Columnista de revistas a nivel local y redactora de artículos para Ediciones COREFO, editorial educativa nacional. Psicóloga en la Clínica SANNA, HOME SAFETY y socia DESCÚBRETE, orientadores vocacionales.