Suscríbete

Nuestro Blog

21 de mayo Por Cursalab comentario

Cómo diseñar programas para fomentar el bienestar de los colaboradores de tu organización

Una de las mayores crisis organizacionales acentuadas desde el inicio de la pandemia y que siempre ha significado un reto para recursos humanos es mantener un buen clima laboral ya que se pondera como un factor clave para retención del talento y para mantener una consolidada cultura organizacional.

¿Qué combinación podemos hacer como empresa?

Implementar un programa de bienestar laboral con visión global fomentando un entorno saludable que va más allá de  poner fruta en la oficina u organizar juegos lúdicos para los trabajadores de la compañía. Si bien toda acción positiva y pueden ayudar en la motivación de los empleados, si se plantean como acciones aisladas pueden generar conflicto sin llegar al objetivo principal.

Pasamos ahora por un cambio en los entornos laborales (los ambientes en las oficinas, la reducción del contacto físico, la implementación del teletrabajo, etc.), lo que ha cambiado el plan de acción relacionado al bienestar laboral primando más que nunca la calidad de vida definiendo objetivos, estableciendo planes de acción para mejoras continuas y supervisando los progresos para afinar el plan.

La fórmula secreta de CursaLab es:

¿Qué acciones podemos tomar?

  • Conciliación familiar: Tomar en cuenta que tu colaborador también cumple un rol dentro de un organismo familiar. Facilitar el equilibrio de responder a las responsabilidades familiares y también las profesionales es cada vez más valorado.
  • Reconocimiento y promoción interna: Un programa de incentivos o reconocimientos puede ayudar a mantener elevada la motivación; así como la creación de planes de carrera y el fomento de la promoción interna mejoran la capacidad de retención del talento y favorecen una mayor productividad.
  • Comunicación interna efectiva: Muchos empleados comienzan a sentirse insatisfechos en su puesto cuando perciben que no son escuchados por los managers o sus superiores. La comunicación debe ser fluida y regular.

¿El fin? Crear empleados saludables con buenos niveles de creatividad, creatividad y con un sentido de pertenencia elevado; además, de mantener en ellos buena salud física, mental y social.