Suscríbete

Nuestro Blog

01 de marzo Por Cursalab comentario

Cómo mejorar la comunicación interpersonal en tu organización

La nueva digitalización ha obligado a las empresas a integrar nuevos sistemas de trabajo, como el home office, pero en muchas de ellas ha descuidado algo básico como es el contacto personal y, con este, todos los beneficios de entendernos en diferentes lenguajes. Durante este último año, por la COVID 19, hemos aprendido, desaprendido y reaprendido demasiadas cosas, desde las más básicas (como el saludar) hasta unas no tan simples o comunes (como protocolos de bioseguridad) y el camino para llegar a esto ha sido difícil incluyendo el plano personal, familiar y laboral.

Tomando como ejemplo a los centros laborales, la dinámica del trabajo de equipo cambió, colocando a la gran mayoría de puestos en home office, posiblemente en espacios que no estaban del todo aptos para cumplir esa función. Cabe preguntarnos, si somos líderes de equipo, ¿cuánto tiempo nos tomó preguntar si todos contábamos con las herramientas necesarias para desempeñarnos? Y, si conformamos un departamento, ¿tuve o tengo la libertad necesaria para comunicar mis dificultades personales?

¿Importa la forma en cómo me comunico?

Definitivamente. No es sólo comunicar sino también influye la forma en cómo se comunica. Para eso, deberíamos tener en cuenta:

  • Transmitir con sentimiento, tomándole importancia a las emociones de tu equipo. Así como tenemos un coeficiente intelectual, también tenemos uno emocional.
  • Los feedback’s a manera de equipo, pero sobretodo, los personales que son canales que contribuyen a conocer y entender las diferentes posturas, situaciones y perspectivas de cada miembro del equipo.
  • Celebrar el éxito de tu equipo; no tomes el cumplimiento de un objetivo como “algo que debería suceder” o como “el deber de equipo”. Reconoce la labor de cada miembro y su importancia dentro del área donde trabaja.

¿Cómo podemos mejorar las relaciones interpersonales en una era donde la digitalización, a veces, puede tornarse dura y sin emociones?

  • Realiza actividades extra laborales usando canales digitales, no centres todos estos recursos solo para realizar actividades laborales.
  • Aparta unos minutos de tus reuniones diarias o semanales para preguntarle a tu equipo cómo se sientes, cómo está su familia o si tienen alguna dificultad.
  • Conviértete parte del team “AMA” (Ask Me Anything). Erradica esa jerarquía de jefe y trabajador, permite el acercamiento de todos y no olvides mantener una posición de apertura.
  • Cuando dirijas una reunión, fija la vista en la cámara que es el único contacto directo que podemos tener con nuestro equipo. Tener la cámara prendida, por lo general despierta nuestro lado histriónico y no podemos despegar la vista de nuestra imagen en la pantalla.

¿En dónde veremos los resultados?

El ambiente de trabajo impacta directamente en la productividad de las organizaciones. Conocer cuáles son las necesidades y expectativas de nuestro cliente interno va a potencializar la forma en cómo logramos nuestros objetivos. Es necesario que las industrias encaminadas a la digitalización de la era 4.0 comprendan que el bienestar siempre va primero.