Suscríbete

Nuestro Blog

03 de mayo Por Cursalab comentario

Consejos para mejorar el liderazgo a distancia en tu organización

El trabajo en equipo sin duda ha sido considerado siempre un reto al intentar balancear los distintos tipos de pensamientos, perspectivas y estilos de vida y aprendizaje al fusionar a un grupo de personas en búsqueda de un objetivo en común. Ese reto, en definitiva, ha sido potenciado por el confinamiento ya que ha puesto en mesa otro sin fin de retos que se le suman a esta habilidad y que no podemos ignorar.

Si queremos seguir sumando éxitos en nuestro plano laboral, potenciar el trabajo en los equipos de esta generación ayudará a crear un clima laboral mucho más sólido y que, obviamente, se verá reflejado en los resultados.

Es por ello, si diriges un equipo de trabajo, CursaLab te muestra aquellos patrones a tener en cuenta a momento de dirigir un equipo.

  • Lenguaje no verbal y tono de voz: Siempre hay mucho qué decir detrás de las palabras. ¿Te has escuchado? Seleccionar y practicar las palabras que usas al hablar con tu equipo le dará el balance necesario a eso que también se comunicaba mediante nuestras posturas y movimientos cuando podíamos reunirnos. No es necesario alzar la voz o usar palabras agresivas para calar en nuestro equipo, mantener el contacto visual (mirando a la cámara) mientras hablamos, generaremos una mayor conexión con los demás; no dejemos que el histrionismo de mirar nuestra imagen mientras hablamos.
  • Technoestrés: Este es un nuevo término acuñado para definir (como su nombre lo indica) el estrés o saturación por el uso de aparatos tecnológicos. Para mitigar su efecto, es importante respetar el horario de trabajo y las horas libres de tu equipo, no caigamos en el pensamiento del “está en su casa y sólo le tomará 5 minutos”. Dispongamos, también, un tiempo para poder desconectarnos totalmente del celular o laptop para relajarnos y descansar a totalidad.
  • Ergonomía y equilibrio familiar: ¿Te has preguntado si el ambiente de los miembros de tu equipo es el adecuado para trabajar o sólo lo has supuesto? ¿Sabes si tiene hijos pequeños y alguien que ayude en su cuidado? No supongas, pregunta; tal vez la casa de algún miembro sea oficina, colegio o universidad.
  • Responsabilidad y manejo de plataformas: Confía en la producción de tu equipo y céntrate en vigilar el cumplimiento de los KPI’s para que te sientas seguro de la producción; actualmente, hay muchos millennials que tienen esta metodología de trabajo así como colaboradores que tenían un contacto nulo con la tecnología antes del trabajo remoto así que es necesario asegurar la comodidad y manejo de los sistemas informáticos.
  • Comunicación cercana: Mantenla siempre como un pilar fundamental, sé claro en la distribución y explicación de las tareas y permanecer disponible y abierto a repetir instrucciones. Además, es sumamente importante que reconozcas verbalmente el desempeño y  los logros de tu equipo.

¡EL PLUS!

No en todas las reuniones tiene que hablarse de trabajo, es importante que como parte de la comunicación, puedas aperturar espacios para preguntarle a tu equipo sobre cómo les fue el fin de semana, cómo está la familia, etc. y permitir que ellos puedan preguntarte lo mismo para que se refuercen los lazos de confianza.

Si bien liderar un equipo, en la situación que sea, no depende únicamente del líder o jefe, este es sin duda quien debe dar el ejemplo para perpetrar relaciones de trabajo más sanas y duraderas.