Suscríbete

Nuestro Blog

22 de marzo Por Cursalab comentario

Consejos para migrar a la multi nube

En los últimos años, con el avance de la tecnología, han aumentado la cantidad de términos especializados que se pueden ver en distintos ámbitos; desde educación con e-learning, hasta ciberseguridad o clouding. Justamente, sobre este último punto te hablaremos el día de hoy: la nube y, para ser precisos, la multi nube. También te brindaremos algunos consejos para que migres o tomes en cuenta este servicio.

Antes de empezar, hay que definir a la nube. Según Microsoft: “es un término que se utiliza para describir una red mundial de servidores, cada uno con una función única. No es una entidad física, sino una red enorme de servidores remotos de todo el mundo”. Asimismo, se suele dividir a la nube en cuatro tipos: la pública, privada, híbrida y multi nube.

Esta última se encuentra en tendencia y cada vez son más las empresas que la utilizan, como Apple, por ejemplo. ¿Y en qué se diferencia de las demás? La multi nube destaca por utilizar dos o más servicios de nube pública (Amazon Web Services, OpenStack y Microsoft Azure, por citar algunos casos), sin importar que otro modelo de implementación esté presente y los unifica en un solo plano.

¿Cuáles son las ventajas de la multi nube? Es un servicio optimizado a las necesidades de la empresa (usted escoge el mejor proveedor de nube), menor dependencia de un solo proveedor (si uno falla, todavía le queda otro disponible), utilizar la multi nube de manera adecuada reduce el peligro de pérdidas de datos a gran escala, entre otros.

Ahora bien, ¿y si quiero aplicar la multi nube en mi negocio, qué debo hacer? A continuación, algunos consejos:

El primer paso es buscar una auditoría sobre la presencia tecnológica de nuestra empresa e identificar los servicios que se utilizan. Hay que determinar si se necesitarán herramientas en cuanto administración de la nube. Desde Cursalab ofrecemos diferentes soluciones para la digitalización de una empresa, haz clic aquí para conseguir más información.

Se debe considerar que los servicios de nube no son simplemente productos commodities, por lo que a la hora de invertir en ellos se debe evaluar su innovación y diferenciación, para no enfocarnos solo en el precio de tales.

Establecer políticas de la nube que indiquen de manera concreta qué cargas de trabajo de aplicaciones irán con un proveedor de cloud u otro, para optimizar los resultados y rendimiento. Aquí se debe considerar el tipo de aplicación o su diseño.

Cambiar sin temor a los proveedores si estos no se acomodan a nuestros objetivos y necesidades. Se debe tomar en cuenta las nuevas opciones. También se puede integrar variados servicios de nube de ser necesario.