Suscríbete

Nuestro Blog

15 de julio Por Cursalab comentario

Escucha al KPI de tu empresa

KPI (key performance indicator).

Es ley: Para lograr un objetivo, tenemos que cimentar los principios estratégicos que nos llevarán a este. Indistintamente del rubro al que nos dediquemos, siempre existen (así sea a manera tácita) algunos parámetros que marcan el nivel económico, de producción y/o calidad de las empresas; algunos están plenamente identificados, a otros los escuchamos de manera remota pero suelen ser como la voz de nuestra conciencia. A estas cuantificaciones ya identificadas, medidas y aplicadas se les conoce como KPI’s (key performance indicator). 

Todos nos basamos en resultados pero más allá de un número final que agrade, está el poder comparar estos con períodos consecutivos y analizar la evolución de los mismos. 

¿Cómo puedo identificar o, incluso, elegir un KPI?

Cabe recalcar que la analogía no es “a más KPI’S, mayor calidad” sino que la clave radica en la precisión de lo que realmente se pretende medir y para eso hay que tener en cuenta 5 preguntas básicas: 

  1. ¿Qué es exactamente lo que deseo medir? O ¿Qué lo más importante que necesito medir? 
  2. ¿Qué necesito para recopilar esa información? 
  3. ¿Qué método o modelo voy a usar para analizar la información que recoja? 
  4. ¿Cómo se va a contrastar la información requerida frente a lo que ya hemos logrado o lo que se pretende lograr? 
  5. ¿Quién será el encargado de poner en marcha el plan de acción luego del análisis y contraste de resultados? 

Rescatemos dos palabras clave: “Medir y analizar” partiendo de estás dos acciones esenciales, nos plantaremos de frente a la situación real de nuestra empresa y a la evolución de variables importantes. 

¿En qué áreas de una empresa puedo usar estratégicamente KPI’s? 

  • Talento humano: Para obtener una mejor información que impacte sobre el clima laboral y aumentar la productividad de una empresa. Se puede integrar como medida de eficiencia organizacional, de capacitación y desarrollo e índice de rotación. 
  • Redes sociales: A diferencia del marketing tradicional, el marketing digital permite una mayor y mejor cuantificación del alcance. Definir adecuadamente los KPI’s permitirá medir el nivel de interacción y alcance de una estrategia publicitaria. 
  • Área de ventas: En ventas, por lo general, todo es medible pero luego ¿qué se hace con esos datos? Lo esencial es comprender la importancia de lo que se está recolectando para luego seleccionar los KPI’s más importantes e implementar nuevos y necesarios. Y, como menciona Forbes (2020), “las ventas son una ciencia bastante precisa donde el éxito está determinado por la capacidad que tengamos para medir y actuar sobre las palancas reales que mueven esa caja día tras día”. 

Una buena manera de afinar nuestras habilidades gerenciales es prestarle atención a nuestros KPI’s para darnos cuenta si en verdad están respondiendo frente a nuestra necesidad; si bien estos son aspectos intrínsecos o exclusivos de cada proceso, están allí para ser identificados y aprovechados de forma correcta para asegurarnos el éxito. 

Además, uno de los punto más importantes de identificar y mantener KPI’s es saber qué hacer con lo que miden ya que estos arrojarán la forma de acción más no concretarán el camino a tomar que sí recae específicamente en el responsable del análisis y contraste; es por ello necesario, además, formular un time line para moverse adecuadamente junto a la evolución de nuestro sistema.