Suscríbete

Nuestro Blog

08 de marzo Por Cursalab comentario

La importancia de la ciberseguridad en tu organización

Una de las consecuencias de la pandemia ha sido que los negocios se hayan adaptado a la virtualidad, casi de manera obligada y con el propósito de que estas no caigan en bancarrota. De esta forma, cada vez son más las empresas que enfocan sus esfuerzos en ofrecer servicios óptimos a través de la red, siendo los restaurantes o comercios en general algunos ejemplos.

Sin embargo, así como ha incrementado la cantidad de negocios en Internet, también lo han hecho los ciberataques, un problema que a lo largo de 2020 aumentó en hospitales, farmacéuticas, sector financiero, compañías de energía, incluso fabricantes de insumos médicos, apuntan los especialistas en la materia.

En ese sentido, se resalta la importancia de la ciberseguridad en una organización, ya que con esta práctica podremos evitar ataques o ‘hackeos’ que perjudiquen nuestros negocios. Pero, ¿qué es la ciberseguridad? En términos sencillos, se trata de medidas de prevención que buscan defender las computadoras, servidores, sistemas electrónicos o bancarios, redes, datos de usuarios o dispositivos móviles de ataques de agentes maliciosos.

¿Y por qué es importante tenerla en cuenta?

A continuación, te algunos objetivos detrás de la ciberseguridad:

  • Proteger datos de clientes
  • Evitar que información confidencial o de propiedad intelectual caiga en manos equivocadas
  • Proteger el correcto funcionamiento de los sistemas (también llamada seguridad operativa)
  • Evitar toda clase de malware que provoque daños como troyanos, virus, spyware, ransomware, botware, etc.
  • Protección ante robos, pérdidas o estafas

Además, una de las características del mismo Internet es estar en constante evolución, por lo que conforme pasa el tiempo vemos nuevas o diferentes características. Así también evolucionan los ciberataques, por lo que mantener un nivel de seguridad actualizado será una pieza vital en el desarrollo de nuestras empresas.

Entre algunas de las modalidades más comunes (y que cada vez se incrementa más) tenemos al ransomware, la cual se da cuando un hacker obtiene acceso a los dispositivos o cuentas y solicita pagos para permitir los accesos. Este programa dañino secuestra tus datos y luego pide recompensas a modo de rescate. Según un informe de IBM, en 2020 se dieron un 23% más ataques de este tipo que en 2019.

Además de este tipo de ataque, que puede quitarte prácticamente los accesos a tus cuentas o equipos, encontramos los correos con información falsa que suplanta a conocidas marcas con supuestos premios o beneficios.