Suscríbete

Nuestro Blog

11 de noviembre Por Cursalab comentario

Se sabe que un empleado motivado es mucho más eficaz y eficiente, su productividad aumenta y trabaja más contento al sentirse comprometido con la empresa. Por esta razón, el área de Recursos Humanos trata técnicas de motivación para transmitir confianza a sus trabajadores, pero ¿qué ocurre con aquello que no podemos controlar como el pensamiento de cada persona? ¿Cómo afectan las opiniones y creencias del resto sobre nuestro comportamiento y decisiones?

A esto se le denomina el Efecto Pigmalión, cuando todo jefe tiene una imagen formada de sus colaboradores y los trata según ella, si un jefe cree que eres un buen trabajador y confía en tus capacidades, es probable que termines actuando de manera que cumplas sus expectativas.

El efecto Pigmalión alienta a los trabajadores y les ayuda a descubrir su verdadero potencial como respuesta al conocimiento que sus jefes tienen sobre sus capacidades. No obstante, este efecto puede tener un lado negativo si el mensaje no se transmite correctamente a los empleados.

¿Por qué sucede esto? Cuando constantemente cuestionan nuestras capacidades y percibimos falta de confianza, nuestro desempeño se verá afectado y nuestra autoestima disminuirá.

¿Cómo motivar a las personas utilizando el efecto Pigmalión?

La fórmula es sencilla: transmite expectativas positivas a tus colaboradores.

Cursalab te brinda 5 recomendaciones para ello:

 

  1. Elogia el trabajo de tus empleados

    Reconocer el trabajo bien hecho de tus colaboradores, conseguirá que se sientan más motivados. Potencia la comunicación desde un clima agradable y de confianza.

  2. Utiliza un lenguaje positivo

    No etiquetes a ningún trabajador como “poco preparado”, “vago”, etc. Las etiquetas y discursos negativos no ayuda ni mejora el entorno laboral. Refuerza la autoestima y potencia lo bueno de cada situación.

  3. Todos por igual

    Hay superiores que esperan más de unos colaboradores que de otros, lo mejor es que trates a todos por igual dándoles las mismas oportunidades, orientándolos mejor en sus tareas para aumentar su confianza y autoestima.

  4. Realiza críticas constructivas

    Para lograr un equipo de trabajo armónico y eficiente, la comunicación juega un papel muy importante. Asegúrate que el trabajador comprenda el problema y cómo puede solucionarlo, recuerda que es el comportamiento y no a la persona a la que se está criticando.

  5. Ofrezca oportunidades

    La capacitación y el aprendizaje continuo de los trabajadores es fundamental porque logra un alto nivel de retención de talentos al evitar que los colaboradores comiencen a buscar oportunidades fuera de la empresa.

Si quieres mejorar la motivación laboral en tu empresa presta especial atención al Efecto Pigmalión que generan tus mensajes.  Desafíate y desafía a los demás de forma positiva y los resultados serán increíbles.