Suscríbete

Nuestro Blog

16 de septiembre Por malcolm comentario

La transformación digital es un camino para responder rápidamente la demanda de los clientes, cambiando y adaptando los procesos de nuestros negocios; por otro lado permite que las empresas tengan una mejor competencia económica que esta en constante evolución a medida que la tecnología avanza, lo cual requiere dedicación de tiempo de calidad y compromiso de todas las áreas.

No estamos elaborando solo un plan de Transformación digital sino toda una  gran transformación mediante la cual se obtendrán resultados a futuro, debemos proyectar como queremos vernos en los próximos años.

Algunos aseguran que no se debe tener una persona al mando de este plan de transformación digital, sino que toda la organización tendría que poner de su parte, pero es más eficaz la práctica de colocar a un profesional quien se encargue de direccionar el cambio hasta obtener los resultados deseados, lo recomendable es que trabaje de la mano con el CEO, siendo este último quien se encarga de la digitalización.

Se plantea el perfil del colaborador encargado de la transformación como una persona con mucha curiosidad y afán de seguir aprendiendo, ya que la información cambia de un día para otro además de no tener miedo al ridículo, esto porque en el mundo digital la experimentación y el error es pan de cada día; se sugiere convocar a nuevos talentos o millennials, porque se les considera nativos digitales, es decir se adecuan mejor a la evolución, no tienen miedo a usar nuevas aplicaciones y herramientas.

El primer paso para aplicar la transformación digital en tu empresa, es darte cuenta que realmente la necesitas.

Lo común es que no nos damos cuenta que debemos innovar y adecuarnos al ritmo del mercado, por eso es muy tarde cuando reaccionemos al evidenciar el daño que se ha generado y es recién que queremos dar un vistazo a lo que está pasando fuera.

Otra manera es ver los errores de otras organizaciones para no cometer los mismos, como es el caso de la empresa Blockbuster cuyo gerente no quiso comprar Netflix y no por ser un inexperto sino por no notar el cambio que estaba sucediendo.

Lo que tenemos que hacer es estar muy informados, desde saber el correcto significado de transformación digital y todo lo que esto engloba; siempre investigar más, leer, viajar para entrar en contacto con otras sociedades y culturas, así conocer como se está moviendo el mundo, ya sea en nuestro sector o en otros.

Luego debemos identificar qué debemos cambiar, qué nos está dificultando la evolución y cómo romper estos obstáculos, que pueden encontrarse en la organización, en la gerencia o en los mismos procesos escogidos en el pasado; todo esto para alinearnos con en el mercado mundial.

Tenemos que comprender que nos encontramos en una era muy diferente a la de hace 10 años, y la primera barrera es que la mayoría de empresas siguen procesos de negocio que están totalmente esquematizados lo cual no los permite acceder al cambio.

Otro obstáculo que encontramos es el tiempo que pasa rápido y la evolución con él, nuestro error está en la demora de tomar la decisión, no será lo mismo hacerlo hoy que mañana ya que puede ser muy tarde y traer consecuencias.

Y como dicen los especialistas: "La mayor dificultad de la transformación digital no es la tecnología sino las personas" (Fuente: IEBS); esto se debe a que tenemos resistencia a escapar de nuestra zona de confort, la mejor manera de romper con esto es un cambio cultural y organizacional, el cual puede ser muy traumático si no se brinda las herramientas y formación adecuada para el personal, el cuál debe estar muy comprometido con los objetivos.

Para cualquier empresa es obligatorio empezar con un proceso de transformación digital y solo aquellos que apuesten por esto tendrán la capacidad de satisfacer a los consumidores y posicionarse con ventaja ante sus rivales; Selma Viacava, gerente de HR bussiness de Scotiabank, nos dice "Los peruanos han demostrado ser una cultura emprendedora, por ese lado creo que sí existe un bichito por empezar a hacer las cosas diferentes", lo cual resulta alentador para el futuro del país y su economía.

Nadie nos dijo que iba a ser un proceso fácil, pero si formamos e informamos a nuestros trabajadores de manera eficiente, la transformación digital puede ser algo emocionante.