Suscríbete

Nuestro Blog

16 de marzo Por Cursalab comentario

Tips para integrar las herramientas digitales a tu organización

Mucho se ha hablado de la transformación digital, sobre todo desde el inicio de la pandemia, cuando casi el 96% de la PEA tuvo que mudarse a las distintas plataformas digitales. Ha pasado ya 1 año desde ese radical cambio y, en definitiva, la adaptación ha costado, pero se ha logrado. Sin embargo, si somos gestores de una empresa, ¿nos hemos preguntado cuánto es que nuestros colaboradores han comprendido el beneficio de la transformación digital? ¿Si aún piensan que regresar a los papeles es la mejor opción? No podemos hablar de una evolución digital si nuestros clientes internos no tienen en claro cuál es el valor de esta o si lo cumplen por el simple hecho de ser un requisito.

Llegados a este punto, es necesario realizar un análisis introspectivo de nuestra propia evolución digital empresarial para conocer, mejorar y fortaleces nuestras bases. Si bien la gran mayoría de empresas cuenta dentro de sus equipos con nativos digitales, los diversos usos de la tecnología necesitan tener cimientos sólidos para que el propósito y el objetivo no se pierdan de vista prontamente.

Para esto, te brindamos algunos puntos clave a tener en cuenta:

  1. Sensibilización: El departamento de recursos humanos debe estar alerta de quiénes son los colaboradores que tienen cierto grado de dificultad al manejar programas o dispositivos electrónicos para poder brindarles el soporte necesario. Antes de inducir algún programa o sistema nuevo, es importante involucrar a nuestro equipo con el propósito, saber sus inquietudes y de qué forma podemos hacerlo de más fácil acceso.
  2. Identifica necesidades: Cabe preguntarse: ¿Qué es lo que puede estar interfiriendo en el adecuado uso de las plataformas digitales integradas? O, por el contrario, ¿escucho a mi equipo sobre las necesidades reales desde su punto de vista? ¿les consulto si las nuevas implementaciones cumplen realmente su función?
  3. Plataformas amigables: Es importante que los accesos e interacciones en los sistemas sean de fácil deducción para contribuir a la comodidad del usuario. Esto contribuirá a mantener un ambiente más calmado.
  4. Amistad en la nube: Uno de los primeros y más sencillos pasos que inician el proceso de la digitalización empresarial es migrar información a la nube; además, está tiene una interfaz de fácil acceso.
  5. Mayor control: Una de las necesidades más grandes de los seres humanos es referente al control. Brinda la confiabilidad necesaria a tu equipo para que sepa que todas las rutas tomadas son seguras y sus avances, registrables. La información siempre disponible, desde donde quieras y cuando quieras. Lo que podría ayudarles sería conocer, en lenguaje sencillo, las metodologías y técnicas de los nuevos procesamientos.

La nueva arquitectura propia de la transformación digital ayudará a crecer, implementar y construir procesos a gran escala para seguir manteniéndonos activos en el mercado comercial siempre cambiante. Procura incentivar la innovación desde el interior de tu empresa, usa el talento disruptivo como arma valiosa y apuesta por experimentar. Si bien la digitalización es un proceso que toma tiempo, el momento para iniciar esos cambios es ahora.